El informe 2017 de la Comisión Europea sobre la evolución del mercado de trabajo y los salarios confirma la tendencia positiva.

El informe anual sobre la evolución del mercado de trabajo y los salarios en Europa analiza el mercado laboral desde una perspectiva macroeconómica. Analiza la evolución reciente del empleo y los salarios en la zona del euro y en el conjunto de la Unión, en comparación con la de sus socios comerciales en todo el mundo. El informe 2017 muestra un mayor crecimiento salarial y una transición más rápida del desempleo al empleo.

La edición de este año confirma las tendencias positivas que se han registrado en el mercado laboral de la Unión. El empleo en la UE ha superado los niveles anteriores a la crisis, con más de 235 millones de personas trabajando. El desempleo, que se sitúa ahora en el 7,6 %, también se aproxima a los niveles previos a la recesión. Además, el informe muestra que a los desempleados les resulta más fácil encontrar un puesto de trabajo. Por otro lado, las modalidades de trabajo más flexibles han aportado ventajas tanto a las empresas como a las personas, aunque en algunos casos han creado una brecha entre trabajadores con diversos tipos de contratos: la temporalidad y el trabajo por cuenta propia conllevan menos protección.

El informe de 2017 sobre la evolución del mercado de trabajo y los salarios también pone de manifiesto que, en 2016, los salarios en la zona del euro aumentaron un 1,2 %, como también aumentaron en casi todos los Estados miembros. Los mayores aumentos se registraron en los Estados miembros con niveles salariales comparativamente bajos (como los países bálticos, Hungría y Rumanía), lo que equivale a decir que los salarios se encuentran en un proceso de convergencia en toda Europa. No obstante, en muchos países los salarios siguen creciendo menos de lo que se esperaba dada la reciente reducción del desempleo. Además, en casi todos los Estados miembros, los salarios de los trabajadores temporales son inferiores a los de los trabajadores permanentes, especialmente en los Estados miembros con mayor porcentaje de empleo temporal.

Para hacer realidad los principios del pilar europeo de derechos sociales, la Comisión ha presentado una propuesta legislativa destinada a mejorar la conciliación de la vida familiar y la vida profesional de los padres y los cuidadores, y ha iniciado consultas con los interlocutores sociales para modernizar las normas relativas a los contratos laborales y al acceso universal a la protección social. Una vez que se hayan adoptado, tales iniciativas podrían dar respuesta a las carencias que señala el informe de este año sobre la evolución del mercado de trabajo y los salarios en Europa, como la segmentación del mercado laboral y la falta de protección de los trabajadores que ejercen su actividad en formas atípicas de empleo.

Fuente: Comisión Europea


Bazán Asesores S.L. | C/ Linaje Nº3 Portal 5 6ª Planta, 29001, Málaga | 952 227 179 | info@bazanasesores.es | Avisos Legales

Diseño Web